Ruta Fulgurante


Ene
18
2009

Señora de rojo sobre fondo gris

Category: Impresiones y paisajesarandanilla – 22:35
arandanilla

“Ninguno de los dos era sincero pero lo fingíamos y ambos aceptábamos, de antemano, la situación. Pero las más de las veces, callábamos. Nos bastaba con mirarnos y sabernos. Nada nos importaban los silencios. Estábamos juntos y era suficiente. Cuando ella se fue todavía lo vi más claro: aquellas sobremesas sin palabras, aquellas miradas sin proyecto, sin esperar grandes cosas de la vida eran sencillamente la felicidad. Yo buscaba en la cabeza temas de conversación que pudieran interesarla, pero me sucedía lo mismo que ante el lienzo en blanco: no se me ocurría nada. A mayor empeño, mayor ofuscación. Se lo expliqué una mañana que, como de costumbre, caminábamos cogidos de la mano: ¿Qué vamos a decirnos? Me siento feliz así, respondió ella. “

Extracto del libro de Miguel Delibes…el temor a la pérdida, a la imposibilidad de retener aquello que amamos. Maravillosa simplicidad en la narración, sin florituras. Como debieran ser los sentimientos. Recuerdo que este libro me impactó. El amor que debiera ser. Somos tan torpes a veces…de la posesión a la admiración, pero cuán difícil. En ello debe estarse, o el rojo pierde su esencia, su calidez…

jean-jacques-henner

7 Comentarios »


  1. Comentario de antona

    Delibes,uno de los mas grandes.
    Que pases, buena semana amiga
    bss

    18 Enero, 2009 @ 23:01



  2. Comentario de Pipe

    Cuanto miedo a perder, incluso los que no tenemos casi nada tenemos miedo a perder lo que pudiesemos tener.

    18 Enero, 2009 @ 23:37



  3. Comentario de arandanilla

    La pérdida siempre está ahí, agazapada. Sólo el tiempo…

    19 Enero, 2009 @ 01:01



  4. Comentario de Mireia

    PORQUE HABLAIS DE LA PERDIDA? veis lo negativo de este fragmento?…yo veo una mujer y un hombre…también podría hablar de un hombre y un hombre…de una mujer y una mujer…de una pesrona y un animal…pero en fin…a lo que iba…yo veo lo que gana no lo que pierde….sería de tontos de muy tontos esperar para perder algo para darse cuenta de la importancia que tienen las cosas sencillas…un gesto cotidiano…una voz amiga…un costumbre…o solo una flor silvestre en un lado del camino….yo una vez perdí y me di cuenta de lo tonta que fuí…y me prometi que poco a poco jamás volvería a pasarme que tuviera que perder para sentir…a veces no escuchamos ni vemos…pero lo hemos de intentar….la felicidad…somos tontos…no está lejos…ni escondida….está a la verita y en cada detalle! jejjeje

    Si se me olvida pegarme un capón, vale?

    pd: reconozco que el mejor momento del día es cuando mi chavalote el arisco se tumba a mi lado en el sofa con la mantita y la gata bien arramblada y ponemos las piernas entrelazadas decsuidadamente y el me coge la mano…no decimos nada…vemos la tele…o ni eso…no hay palabras….solo hay…no sé…paz….UNA TRINCHERA 😉

    bESOS Y PAZ….

    19 Enero, 2009 @ 20:01



  5. Comentario de arandanilla

    Leíste el libro? Para no decirte el porqué de la pérdida…la protagonista se llama precisamente Ana. Si no lo has hecho, te lo recomiendo. El libro en sí puede no resultar triste. Un libro tiene infinitas lecturas…a mí me fascinó. Pero la pérdida está, queramos o no. La felicidad de las cosas más insignificantes también. Yo perdí esas cosas tan simples, Mireia. Y es difícil no sentir angustia al recordarlo…Sé que quizá merezco un tirón de orejas por pesimismo, pero a veces manda el lado oscuro del corazón, irremediablemente. Gracias por palabras como las tuyas. Eso de la trinchera me gusta, me gusta a rabiar. Es algo que no olvidaré. Un beso de buenas noches lunes, marcianilla.

    19 Enero, 2009 @ 22:26



  6. Comentario de Pipe

    Podemos estar tristes, negativos, tenemos derecho, pero tenemos derecho a tener personas como tú, que nos zarandeen un poco en mitad de una espiral de estas chungas, así que gracias por zarandearme, sientro que tus palabras he podido ponerlas yo en otro momento, así que como tu has dicho, dadme un capón (flojito por favor), hace poco se lo dije a mi abu, que está un poco tristonta (se que es tristona, pero me gusta ponerlo así a veces, porque define mejor el estado) porque sabe como todos que su final es más palpable que el de los demás, aunque puede que el final sobresalte a alguien, pero a ella le va tocando, nadie vive tanto, y ella lo sabe (tiene 99 años) entonces por rachas, a veces se pone así, y yo la ataco, y le canto al Manolo: que prefieres ser plomo que se hunde o “tabla de tu propia salvación”, alegrate, sonrieme, hablame, come, dejame sacarte a la calle, y batmonos que nos vamos (coro del Carnaval de Cádiz de 1990, 1º premio), y entonces ella me sonríe y yo me motivo. Pues eso, a veces me necesito a mi mismo en ese plan, así que gracias por hablar Mireia, por el capón, por el zarandeo y por recordarme que hay que ponerse el traje de faena para salir de estas cosas, va a costarme un poco, pero estamos en ello.

    20 Enero, 2009 @ 12:02



  7. Comentario de arandanilla

    Ahora te entiendo, Pipe. Agradezco tus palabras tanto como las de Mireia. Son otra prueba de que mis ruteros tienen todos una inmensa calidad humana, y eso me roba la tristeza siempre. Mi abrazo a tu abuela y a su nieto que la eleva. Gracias y ánimo.

    20 Enero, 2009 @ 13:28


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro