Ruta Fulgurante


Nov
03
2009

No hay palabras

Category: Poemasarandanilla – 00:47
arandanilla

ya-no-estas-solo

Tocas un cuerpo, sientes su repetido temblor
bajo tus dedos, el cálido transcurrir de la sangre.
Recorres la estremecida tibieza,
sus corporales sombras, su desvelado resplandor.
No hay palabras. Tocas un cuerpo; un mundo
llena ahora tus manos, empuja su destino.
A través de tu pecho el tiempo pasa,
golpea como un látigo junto a tus labios.
Las horas, un instante se detienen
y arrancas tu pequeña porción de eternidad.
Fueron antes los nombres y las fechas,
la historia clara, lúcida, de dos rostros distantes.
Después, lo que llamas amor, quizá se torne forzada promesa,
levantado muro pretendiendo encerrar,
aquello que únicamente en libertad puede ganarse.
No importa, ahora no importa.
Tocas un cuerpo, en él te hundes,
palpas la vida, real, común. No estás ya solo.

Juan Luis Panero.

7 Comentarios »


  1. Comentario de El Capitán Escarlata

    Nunca hay palabras que expresen con claridad y concisamente los sentimientos o las sensaciones que ellos nos producen, mi Señora,… solo nos acercamos,… como la mariposa a la llama,… con el temor de quemarnos y equivocarnos.

    Expresiones de rostro distante varias.

    3 noviembre, 2009 @ 09:09



  2. Comentario de arandanilla

    Gracias, Mi Capitán…pues como soldados no temamos al fuego…sino al olvido…un beso de martes al que no le gustan los rostros distantes, sino los cercanos…eh? (tirón de orejas)

    3 noviembre, 2009 @ 14:46



  3. Comentario de rafalín

    Hola Arandanilla!! un saludo desde la biblioteca! Aqui toi viendo un par de pages webs, y entre ellas la tuya. Siempre es un placer pasarme y leer. Te dejo aquí algo mío pa que me controles un poko… besos aran!!!!

    ¿NOS OYEN CUANDO LLORAMOS? (infinito borrador)

    Fino ya no soy de la afección
    y desafino en cada gesta
    desde que me detesta
    sin condonación.

    Ahora, asiduo del mal rato
    ardo en la aurora
    con los ojos como platos,
    y mi sueño se evapora
    con la resignación.

    Aunque del sosiego
    eche el toldo, al sol no ciego:
    Donde hubo fuego queda rescoldo.

    Al odio. Al infame Erebo
    nos lanzamos como cebo.
    ¿Quién nos oye cuando lloramos?
    Al podium nunca subiremos
    por mucho que lo intentemos…
    ¿Alguien nos oye cuando lloramos?

    En el llanto, en el limbo estamos.
    Con la adultez se eclipsó el encanto
    que hoy tanto evocamos
    con nostalgia de niñez, con espanto…
    Lustros ha que no soñamos.

    ¿Nos oyen cuando lloramos?

    Pido a la vida imposibles,
    y que me cierre toda herida
    de caudal insostenible;
    que alivie la sangre hervida.

    Hoy mi gozo se hace inasequible.

    Y no hay cuerpo que salga
    de esta arena movediza
    que engrisece, que aletarga,
    que hunde y desestabiliza.

    No son solo rimas de descarga,
    mi mano surge sola y agoniza.

    Frío el corazón.
    Muerta el alma.
    Quizá no despierte
    en otra ocasión.
    No quiero verte
    por no perder la calma
    en la visión que más desalma.
    Frío el corazón, muerta el alma.

    Seguro tendré alas, mi cielo,
    porque en la vida nos inflamamos;
    es suelo caliente el hielo
    que masticamos.

    ¿Nos oyen cuando lloramos?

    De un salto alzaré el vuelo
    porque en el infierno estamos,
    es hielo ardiente el suelo
    que pisamos.

    ¿Nos oyen cuando lloramos?
    ¿Quién nos oye cuando lloramos?

    Me desespero.
    Una página en la vida no se puede arrancar
    aunque se pueda quemar el libro entero.

    Aunque del sosiego
    eche el toldo, al sol no ciego:
    Donde hubo fuego queda rescoldo.

    Cojo impulso para naufragar
    en un atolón de cordura,
    donde hay que desenterrar
    un cuento de ultramar,
    y disimular el pulso, la locura.

    (De un ente desconocido somos plasma.
    Chocamos con histeria y explotamos
    cual materia. Quien ha muerto
    ha renacido cual fantasma.
    No es un verso vano,
    será otra realidad en este plano,
    otra vida, otra forma…
    la energía no muere, se transforma.)

    Un idea donde alojar toda existencia,
    la inmensidad de los elementos,
    la salinidad… Y no, no sé que mundo idear.

    Lo busco y no puedo llegar
    si no dejo paso al azar…
    -Y…¿Qué más da lo que hice ayer?-
    Nada me puede frenar,
    nada me hará torcer.

    (No sé quien recita
    ajetreado el verso:
    Mi piel es infinita
    igual que el universo.)

    Una rima donde alojar toda expresión
    de verdad. Casi la encuentro al evocar
    todo, y me envuelve la impiedad.

    Puedo correr sin velocidad,
    dejar libre albedrío a la ciudad…
    -Y…¿Qué más da lo que hice ayer?-
    Nada me puede aplastar
    ni tampoco deshacer.

    (Somos explosiones,
    sombra y luz.
    Plaquetas, planetas,
    expresiones y tabú.)

    ¿De donde venimos? ¿Donde estamos?
    ¿Quienes somos? ¿A donde vamos?
    ¿Nos oyen cuando lloramos?
    ¿Quién nos oye cuando lloramos?

    4 noviembre, 2009 @ 12:54



  4. Comentario de arandanilla

    Ahorita me voy al dentista, analizo tus ripios en un rato y te comento más. No imaginas cuáaaaaaaaanto malegra tu visita, manolero asabinado, espero que lo sepas. EN la biblio???tas metio a estudiante??? pero si sólo te quedaba una neurona desde la última vez que hablamos, niñoooooooooo, jajjajja. Un besote grande y espero que te encuentres bien…gracias por acordarte de esta casa…Si necesitas llorar…soy toda orejas, je. Guiño!

    4 noviembre, 2009 @ 16:21



  5. Comentario de arandanilla

    “Nada me puede aplastar
    ni tampoco deshacer”.
    Es “autobiográfico” esto que has escrito??? Intuyo separación? Tú resurges de tus cenizas, niño…quizás un mail que me aclare cosillas? Qué genio mi Falincete, qué rimador, remador, mostruo de las galletas….je. Anda, cuéntame más cosillas, por dónde andas, qué haces, etc. Ah, tengo camarilla web, ahora sí que te vas a reír. Y mi conexión por primera vé en la vida, va mu bien, jejeje. Gracias por tu visita siempre aclamada desde las raíces de este árbol que es ruta…olé, olé y olé.

    5 noviembre, 2009 @ 08:43



  6. Comentario de rafalín

    Hola Aran!
    Perdona que te responda tan tarde (sabes que soy así sin maldad)… Sí, es tan autobiográfico que quema… Si quieres busca un sinónimo de “fino” y más o menos comprenderás la historia…
    De todas maneras, si quieres saberlo del todo, te enviaré un emilio para que más o menos sepas lo que hago…
    Pero en privado, que internet es un peligro jeje…
    besos wapetona!!

    7 noviembre, 2009 @ 04:30



  7. Comentario de arandanilla

    Jejejje, bueno, no entendí lo de “fino”, y es que estando malita una se vuelve más “espesa”. Pero espero ese emilio y que sepas que no tengo que perdonar nada, que en el mismo mes mi falincete pase por aquí dos veces es más que halagador para mi…Besos, perla!

    7 noviembre, 2009 @ 08:40


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro