Ruta Fulgurante


Nov
06
2009

Amantes Clandestinos

Category: Generalarandanilla – 21:54
arandanilla

amantes clandestinos

Uno
va internándose
en la fatiga horizontal que llega
a seducir los huesos
y el silencio
como si fuesen huéspedes fugaces
o amantes clandestinos.
Y un día
nos sorprende descubrirnos
dueños de una morada
abierta a la intemperie de toda soledad.

Vamos tendiéndonos
junto a nuestra sombra arropándonos con ella.

Hay un cambio de piel
que nos desnuda.

Y la fatiga invade.
Murmura otros idiomas
que no son extranjeros pero emplean
sin voz
otras palabras.

Para no herirnos.
Para no decirnos que hemos comenzado
a habitar el adiós.

Ana Emilia Lahitte

A veces nos ponemos en el lugar de otras personas e intentamos dilucidar qué haríamos si estuviésemos en su lugar, es un defecto, quizás. O tal vez un intento de traer algo de luz a este vacío lleno de sombras del que a veces se me habla. Quizá el querer inventar esa maquinita de la felicidad…intentos vanos. Este poema me recordó a esta historia, y perdonadme si no puedo dar más detalles, pero hay lujos que no nos podemos permitir, sobre todo cuando toca referirse a otras personas, que quizá lo estén pasando mal, que quizá no sepan cómo va a ser el día de mañana, que aún tienen decisiones que tomar, o quizá todas estén tomadas. Yo quisiera que no se habitase el adiós. Los adioses son puñales…en muchos casos te salvan, en otros no tanto. Sea cual fuere el destino que espera, que la única vida que nos dan, merezca la pena. Mis buenos deseos en una noche de viernes que estimo será larga, de insomnio y algo de nostalgia por lo perdido. Gracias a los que leéis, a los que comentáis, y sobre todo, a mis tristes silenciosos, que también los hay…Buen fin de semana, y que fulguréis mucho y bien…

Mañana, más 🙂

4 Comentarios »


  1. Comentario de Leo

    Pasó la noche del viernes. Espero que no haya sido tan “así”.
    Hoy sábado han tenido lugar otros adioses, otros encuentros. La vida no entiende de fines de semana.
    Gracias a ti por encendernos este candil.

    7 noviembre, 2009 @ 18:44



  2. Comentario de arandanilla

    Fue sin duda así, pero no nos quejaremos. También las ha habido hermosas…si, después de los adioses afortunadamente siempre vuelven los encuentros, eh? Sobre todo, con un@ mism@, que es lo mejor que nos puede pasar, Leo. Nada, nada, este candil se enciende con vuestras palabras, siempre. Un beso muy grande de sábado…

    7 noviembre, 2009 @ 19:17



  3. Comentario de Coraline

    nunca aprenderemos a decir adios, y es que es tan dificil formar parte de algo y que luego asi como vino se vuelva a ir… pero eso dicen que hay personas que vendran a nuestra vida solo para quedarse el tiempo justo, lo importante es aprovechar cada momento y hacerlo magico, que luego los recuerdos no nos los quita nadie (:
    ánimo ^^

    8 noviembre, 2009 @ 11:42



  4. Comentario de arandanilla

    Bueno, todos hemos tenido que decir adiós en un momento de nuestras vidas. Siempre dejan una huella, una pequeña cicatriz en el alma (un costurón de cuidao, a veces) que no borra nadie…pero quizá esa cicatriz es lo que nos impulsa a seguir palante, no crees? Lo importante es eso precisamente, eso que has dicho. Que lo que hayas vivido, haya sido mágico…el pasado es el pasado. Vale, como diría no sé qué escritor, el pasado está muerto y es irreprochable, pero hay pasados y pasados, y es mejor aferrarse a los que te hacen aprender…Besos, Coraline…feliz día.

    8 noviembre, 2009 @ 11:47


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro