Ruta Fulgurante


Feb
01
2010

Zuela

Category: General,Impresiones y paisajesarandanilla – 23:20
arandanilla

No conocía a Laureano, que no Sr. Márquez, por que ya es como de la familia…esta gran familia humana que se va haciendo, más que de la sangre, con el corazón.  Me parece triste la situación actual de Venezuela, con ese mini-dictador vagando por las calles y ese miedo que se respira (en todas partes está escrito). Miedo a la inseguridad,  y a la falta de justicia. Horror por las posibles (o seguras)  represalias, a perder lo que con los años has conseguido a base de trabajo y más trabajo.  Temor a ser señalado como enemigo por ejercer tu derecho a la libertad de expresión. Yo no entiendo de política, por mucho que leyese o me explicasen, estaría llena de lagunas siempre. Pero hay que ser más que tonto para no darse cuenta de lo que hay, del peligro que se esconde en esos discursos dictatoriales que suenan a pobre, a mísero, a putrefacción. Este post, por el contrario, no es triste. Es un árbol esperanzado, una risa al aire, unas manos unidas en la distancia. Que no permanezcan los monstruos de la represión por más tiempo maleándonos, que alguna vez todo esto cambie, y Venezuela luzca como debe, libre y limpia. Como deben ser las patrias de los hombres, sin corrupciones y sin mentiras. Así con todo el mundo, lo deseamos.  Os paso un artículo que no os dejará indiferentes…tenéis vídeos de este humorista en Youtube. Ánimo, Laureano.

Zuela, como la Utopía de Tomás Moro, es un país inexistente, es un país imaginario, es lo que queda de un gran país, o quizá sea mejor decir, de lo que pudo ser un gran país y no lo es pero todavía puede serlo. Zuela es como esos muchachos que se ven prometedores, con un futuro por delante: hijos de padres acomodados, con recursos para darle educación, para hace de él un buen hombre, pero el muchacho, inexplicablemente, sale malandro.

Este país imaginario, es la antítesis de la Utopía, que no existe por lo avanzado de su ideario. Zuela no existe porque es impensable tanta incapacidad en medio de la más extrema abundancia. En Zuela el dinero es el motor de todo, el dinero compra consciencias y más que una nación es un centro de negocios impredecible: En Zuela cuando se devalúa la moneda, por ejemplo, la gente en vez de protestar por la inflación que se les viene encima, se dedica a comprar aparatos electrodomésticos para tratar de sacar provecho a la debacle. Tómese en cuenta para subrayar esta contradicción que Zuela es un país sin electricidad. La prosperidad de Zuela no se mide por el progreso colectivo, por la belleza de sus espacios públicos, sino por el progreso individual. Los pobladores de Zuela se ufanan de la manera como se estafan los dineros colectivos y se le considera un imbécil a aquel que, teniendo la oportunidad de robar, no lo hace. Los habitantes de Zuela tiene un término para nombrar a este tipo de gente: “Es un pendejo”, dicen.  Así pues el robo y la estafa son la principal fuente de riqueza de este país imaginario. Casi todo el mundo lo hace: “cada quien según sus necesidades, cada cual según sus capacidades”. En Zuela la ley existe y teóricamente es buena, pero los jueces de Zuela son zueleños y como tales ponen su bienestar individual por encima del colectivo, máxime cuando cada vez que un juez exhibe alguna muestra de dignidad es castigado severamente. Los lugareños parecen aceptar su destino con resignación aunque a veces protestan y reciben una fuerte represión para que aprendan que de nada les servirá protestar. En Zuela se vive a riesgo propio. Los delincuentes y los policías se unen para cometer delitos. La vida vale poco y las calles son inseguras.

Naturalmente que en Zuela hay gente -y mucha- que no comparte este modo de vida y los hay en todos los sectores y corrientes. Por ejemplo, aunque Zuela no tiene electricidad segura, tiene  también a la gente más brillante para resolver el problema, pero en general no se les presta atención. Zuela tiene universidades de primera  y está llena de gente inteligente que se convierte en “profetas del desastre” al anunciar las catástrofes que se avecinan pero raramente se les presta atención.  Zuela tiene legisladores sabios, técnicos muy capaces y profesionales formados en las mejores universidades del mundo y, a pesar de su sino, una infraestructura envidiable producto de los momentos en que los zueleños se han puesto de acuerdo para progresar juntos. Pero con breves excepciones, los civiles no suelen ser los protagonistas de la historia de Zuela, sino la mentalidad militar, que en demasiadas ocasiones es de aprovechamiento más que de servicio a la “patria”.  La gente común suele ser bondadosa y vive alimentada con la esperanza de que el futuro sea mejor. Pero en Zuela, como en el mito se Sísifo, cada vez que parece haber una oportunidad de remontar la cuesta, la piedra se les viene encima y hay que empezar la tarea de nuevo. Ese es, en medio de todo, un aspecto positivo: Los habitantes de Zuela están acostumbrados a comenzar nuevamente desde abajo cada vez que un proyecto de destrucción, disfrazado de esperanza, les roba el destino. Los zueleños suelen decir frente a cada crisis “ahora sí que hemos tocado fondo”, pero sus conductores siempre tienen la habilidad de sorprenderles con fondos nuevos e imprevistos. El término de esta historia y si Zuela será al final tierra de promisión o de ruina no está escrito, porque uno de los rasgos distintivos de Zuela es que es impredecible, cualquier cosa se puede esperar, incluso algo bueno.

Artículo escrito por el genial humorista Laureano Márguez.
Publicado en el Diario Tal Cual el viernes 15 de enero de 2010

La foto es del Salto del Ángel, y me pareció precioso. Nombre y lugar perfectos para este tema…

15 Comentarios »


  1. Comentario de ismael

    No conocía a este Señor. Pero bien segura puedes estar de que no le olvidaré. Muy preclaro. Es curioso, pero no sé si echarme a reír o a llorar.
    Un saludo y ánimo.

    1 febrero, 2010 @ 23:41



  2. Comentario de arandanilla

    ¿Qué harían los poetas comprometidos? Llorar por dentro y escribir versos a la esperanza, pos así nosotros, Admin. Cantamos juntos, si? Por patrias libres y alegres, un día…

    1 febrero, 2010 @ 23:44



  3. Comentario de Azul...

    a ver cómo escribo yo ahora con esta cortina de agua que me nubla las pupilas…

    Laureano, como sabes, es parte de mis afectos más profundos. Un espejo en el que me miro cuando la valentía hace aguas y cuesta seguir. Un hombre bueno y honesto, sin ínfulas de nada, cuando lo tiene todo para ufanarse… y allá está, jugándoselo todo en nuestra Venezuela que ahora mismo es una pesadilla surrealista, pero tangible, cierta…

    e dejo un pensamiento del maravilloso Mahatma Gandhi, que me repito a diario, como un mantra, mientras espero el día de la libertad:

    Cuando me desespero recuerdo que a través de la Historia, los caminos de la verdad y el amor siempre han triunfado. Han habido tiranos, asesinos, y por un tiempo pueden parecer invencibles, pero al final, siempre caen

    La foto es preciosa. El Salto Ángel está ubicado en la zona geológicamente más antigua de nuestro maltratado planeta…. Ojalá un día podamos ir juntas, porque será maravilloso verte la carita, alucinando con esos paisajes. Es justo allí donde se inspiraron los creadores de “Up” para dibujar los escenario de la peli 🙂
    Admin, por supuestísimo, ¡estás invitado!

    Gracias, Niña mía, siempre cerca, siempre solidaria, siempre tú…

    Te quiero infinito

    2 febrero, 2010 @ 19:53



  4. Comentario de arandanilla

    Permítame usted, doña Llorona, que le pase mi pañuelo. Séquese usted las lágrimas que estamos hablando de Venezuela, y pensando en ese día que usted y yo sabemos…no se puede sentir pena, por que todo llegará. Tengamos esperanza…si? El Admin dice que se viene a Venezuela pero él con los globos del abuelito de Up, que por cierto, me encantó, sufrí al ver cómo se desprendía de su casa, por que soy forofa de mis objetos y mis tesoros, desprenderme de mi casa ya sabes cuánto me costo, madre…Pero aquístamos!!! con dos cojones y dos ovarios…tú las dicho…Vivan EspañayVenezuela, VenezuelayEspaña…ambas dos como nosotras. Eh? Infinito y más allá como el de toystory jejeje.

    3 febrero, 2010 @ 23:09



  5. Comentario de Azul...

    Vale, los globos pa’él… y las mochilas también! Nosotras con los pies sobre la tierra!!! XD

    No puedo remediarlo, Aran. Yo se que no soy la única inmigrante del planeta y reconozco que mi proceso de aceptación ha sido durísimo, sobre todo porque salí de Venezuela para España solo por 10 días… y el 12 de este mes harán 7 años… Y es más duro aún saber que todo lo que extraño, TODO, ya no existe, no está en otro lugar más que en mi corazón y en mis recuerdos… Lo cual no quiere decir que no tenga la inmensísima esperanza de que un día mi país recupere su libertad y, aprendida la lección, se convierta en un país más grande y más fulgurante que nunca antes

    Mil besotes, al Admin uno más pa’su dedito roto!

    4 febrero, 2010 @ 11:47



  6. Comentario de ismael

    Gracias por el beso Má y por los globos. Me encantan. Mi infancia son sueños con globos y vuelos en el patio de mi casa y las calles de mi pueblo. Seré un roñica como el personaje de la película. Lo sé, jaaa.
    Será un placer partirme otro dedo si es preciso para probar las hallacas, je.

    Poniéndome un poco serio ahora. Carmen, tú bien sabes que esta clase de personajes acaba cayendo y la historia les da el lugar que se merecen. Son pobres. Son. Son hombres ebrios de tristeza. Flatulentos de sangre y alma. Como una mala novela de realismo cruento. Son.
    Besote.

    4 febrero, 2010 @ 23:01



  7. Comentario de Pipe

    A veces intento ponerme en la piel del que tiene que marchar de un lugar querido, por las razones que sean, y cuando lo medio intuyo, me invade una profunda pena, no vivo en el centro de Córdoba, pero cuando salgo, tengo unos naranjitos cerca que en un par de meses me darán el olor de mi Córdoba, y si camino unos metritos más intuyo el que fuese alminar del mundo, faro de conocimiento y tolerancia.

    No puedo imaginar una mañana en la que, queriendo, no pueda contemplar algunas imágenes que han hecho lo que soy.

    Lamento tu tristeza, que tu TODO, solo sea un recuerdo, si tuviera que partir intentaría enamorarme del nuevo lugar a donde fuese o tuviese que ir, y mira aquí por lo menos, con estos pequeños comentarios podemos formar un país, por lo pronto es una senda, una ruta de fulgor y buenos sentimientos, un saludo, y mucho afecto para cuando te venga el dolor.

    Un amigo siempre me dice sobre este tipo de individuos, “Tranquilo Felipe, los grandes imperios (con sus cosas buenas y sus cosas malas) ya cayeron, estos hijos de mil padres, también caerán.”

    7 febrero, 2010 @ 21:36



  8. Comentario de Azul...

    Admin, haz el favor de no romperte más ná, que yo te juro que te hago las hallacas, pero ya sabes, para comértelas tendrás que ¡por fin! venir y arrastrar a la hija de mi corazón.
    Gracias por estar ahí, por darme ánimos. Me da mucha tristeza pensar lo poco que quedará en pie cuando este animal de bellota (perdón pido a los cerditos) caiga. Habrá que reconstruirlo todo, hasta el amor y la tolerancia, pero lo haremos, porque como decimos los venezolanos, “nos paramos en lo mojao” siempre.
    Un besoooote!

    8 febrero, 2010 @ 00:10



  9. Comentario de Azul...

    Pipe, ojalá nunca tengas que irte, al menos no como yo tuve que hacerlo. Es un dolor que no se lo deseo a nadie, lo cual incluye a los que no forman para nada parte de mis afectos…

    Tu -nuestra- Córdoba, la ciudad que vio nacer a mis padres, me ha recibido con los brazos abiertos. Cuando me muero por los cielos azulísimos y nubosos de mi tierra, por sus verdes rabiosos y sus selvas infinitas, por el acento suave y la dulce sonrisa de mi gente, respiro hondo y me lleno el alma del azahar que despide cada piedra de esta ciudad a la que, primero aprendí a amar a través de mis padres, y ahora amo porque me da cobijo entre sus muros milenarios y recibe amorosamente mis lágrimas y mis sonrisas. Estando aquí me he encontrado con personas maravillosas, que desinteresadamente me han dado su afecto, como estos dos que nos cobijan ahora en su blog, y que cargan con mis alegrías y mis no pequeñas tristezas, y que siempre tienen para mi lo más bello que les nace del corazón…

    Y ya no lo alargo más, un día, salmorejito por medio, lo charlaremos todos juntos, ¿sí?

    Un besote!

    8 febrero, 2010 @ 00:17



  10. Comentario de Azul...

    Ps) Y sí, también he llorado mucho escribiendo estos dos últimos coments: de emoción y de una mezcla que no sabría explicar, pero no creo que haga falta 🙂

    8 febrero, 2010 @ 00:19



  11. Comentario de arandanilla

    Bueno, la verdad es que son cosas que emocionan. A mí me da mucha pena que tuvieras que dejarlo todo…ya ves, yo por una casa casi me muero de la pena (miá qué idiota), así que para lo tuyo hacen falta dos pares de c y de o, nos ahorramos tacos tan temprano. Pero sé que no te faltan, y me alegro de que nuestra tierra te acogiese, por que es Ella la que ha salido ganando contigo y tu familia…A ver si un día cuando deje ya estos p…apuntes y mi cutre-futuro-curro me lo permite, quedamos tos juntos y a base de salmorejo, o agua mismo, nos pegamos un día como dios manda, en esa ciudad tan hermosa que os cobija. Buenos días y Muchas gracias a todos. Ensancháis el alma una vez más, Ruteros.

    8 febrero, 2010 @ 09:11



  12. Comentario de ismael

    Alguna vez, Azules. Y espero que más pronto que tarde. Tendrás la oportunidad de ver la primavera profunda de todas las cosas. En el invierno las semillas o vuelan a puntos lejanos o palpitan bajo la tierra. Tendrás, créeme, la inigualable fortuna de la primavera. Y por supuesto sabrás entonces, que todo ha merecido la pena.
    1Besote.

    8 febrero, 2010 @ 09:47



  13. Comentario de arandanilla

    Pufff, y ahora lloro yo…esto es vamos….Ains…pufff.

    8 febrero, 2010 @ 10:37



  14. Comentario de Pipe

    Está claro, Enrique Santos Discépolo no os conocía, es verdad “que el mundo fue y será una porquería”, pero joder, “la vida, también, puede ser maravillosa”, mira que lagrimear tan honesto.

    Córdoba es del mundo, en esa época que fue faro del mundo, con otras grandes ciudades, dicen que en ella habitaban más gentes de fuera que de otros sitios, la genialidad de los sitios viene dada tanto o más por los de fuera que por los de dentro.

    Tú, entre otras variables, humanas o no, hacen que Córdoba sea más Córdoba, que el mundo, al final, sea un poco más habitable.

    Ismael, me ha encantao eso de, “Tendrás, créeme, la inigualable fortuna de la primavera”, me lo quedo para mi, aunque te cito, vale?, jajaja

    Un saludo a todos.

    8 febrero, 2010 @ 11:44



  15. Comentario de arandanilla

    Estoy seguro de que el Admin te aprueba ese robo con alegría, amigo. Y Azules se sentirá feliz por tus palabras. Una vez más, gracias…

    8 febrero, 2010 @ 12:14


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro