Ruta Fulgurante


Sep
01
2010

El otoño se acerca…

Category: Impresiones y paisajes,Poemasarandanilla – 23:18
arandanilla
El otoño se acerca con muy poco ruido:
apagadas cigarras, unos grillos apenas,
defienden el reducto
de un verano obstinado en perpetuarse,
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.

Y lo perdimos para siempre.


Ángel González.
Aún nos queda verano…como bien dice el poema, se obstina en perpetuarse…coletea y se vuelve fuego a ratos…Bien está ahí, con sus orillas y sus paseos, sus niños a sal y arena tatuados, el color de los soles perdidos en el horizonte. Pero se atenúa de nuevo, pasa, se difumina, se arrastra al rincón donde todas las caras palidecen. ¿Quién sabe? Quizá en el recuerdo, quizá en las imágenes sempiternas, distraidas…Y el otoño, “Ah, el otoño…”, cuántas calles de una ciudad que en otro tiempo fue cuna de muchos besos, quizá demasiados, quizá no los suficientes, depende de quién hablemos…depende siempre…siempre. Así está, agazapado el Amor, esperando quizá días de lluvia, algo de viento, un mechón de pelo indiscreto, un anciano que pasa, la niña que saca la lengua a los habitantes de la calle, tristes muchos, tocando las farolas, a tropiezo vivo agarrando la mano de sus padres. El juego de una niña. Quizá es enigmático, carente de  toda explicación o son las ganas de no explicarse. Es el otoño, sin duda, el regreso, la vida que comienza, el trajín, la tregua que termina, y llegan las brisas, los recuerdos, la abstracta memoria de los besos. ¿Qué queremos? ¿Dónde estamos? ¿Qué puede pasar en un otoño amarillo, lleno de hojas y milagros? Eso, amarillo, hojas, milagro…Las luces de los coches hoy me recordaron todo esto…

2 Comentarios »


  1. Comentario de Pipe

    Es cierto Arandanilla, gran reflexión, estamos en estas semanas, que son la frontera, el calor meridiano y las pequeñas brisas de las madrugadas, ya se puede abrir la ventana, ya se puede escuchar al otoño como tú dices, cargados de planes, la nueva temporada, el nuevo curso, las vendimias finalizadoras del verano, y anticipo del vino con el que brindaremos.

    Hoy fui al fútbol, a ver a mi Cordobita, es otro síntoma del fin estival, partido de la segunda ronda de la Copa del Rey, Córdoba-Numancia, ganamos, gol de un sevillano, Arteaga (David), fue en la prorroga, parece que el partido como el verano, tampoco quería terminar, por el cansancio de ambos equipos. Hubo saludos con los vecinos de asiento adjuntos.

    Yo soy muy de otoño, soy de mi casa, de ver llover tras la ventana, pero este verano ha sido magnífico, tibio, luz tenúe que se cuela entre agujeros de persianas, cuerpos amantes, sudor del bueno, cambios de sábanas, playas gigantes, risas, mesas y sobremesas con amigos, ha sido muy bonito, matamos el vino del año pasado, compremos el vino nuevo, y empezemos a descorchar, comienza 2010/2011, sin miendo, peligrosamente un poco como dijo Mercedes sobre Osho, un saludo amistoso (de esos gratificantes) para todos!!!

    2 septiembre, 2010 @ 00:32



  2. Comentario de arandanilla

    Tu reflexión sí que ha sido de las grandes, amigo Pipe, y tu último párrafo, de agradecer…Me alegro de ese verano indiscutiblemente pleno que has vivido, de esas sábanas cómplices y testigo de algo más grande que el mar, que seguro también ha sido testigo…El otoño me resulta nostalgioso, terriblemente romántico, lleno de todos aquellos días que se echan de menos y quizá no valgan más que los del momento presente…A mí no me gusta el vino, pero te acepto unas olivitas, y un poquillo salmorejo del bueno, jajajaj, del de tu Córdoba la Guapa…Estamos a las puertas de cosas nuevas, ignoremos cómo serán, dejemos que nos sorprendan, y tengamos fe en que sean todas buenas, y dejemos las malas para el pasado, que como en el poema de Felipe, quizá no es igual en el recuerdo. Quiza podamos reinventar lo que no nos convenza, porque los ruteros podemos, podemos…Sabemos. Gracias, amigo por tus aportaciones a esta casa, a ratos algo descuidada…Mil besos pa ti y pa mi tocaya…je…Llenad las calles de besos, me da que en vuestro caso nunca son suficientes, y eso es bueno…ese hambre siempre…siempre, niño, hay que mantenerla. Buen día.

    2 septiembre, 2010 @ 06:50


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro