Ruta Fulgurante


Mar
07
2006

El imposible olvido…

Category: Poemasarandanilla – 20:18
arandanilla

EL OLVIDADO (Eduardo Carranza)
A Jorge Gaitán Durán

Ahora tengo sed y mi amante es el agua.
Vengo de lo lejano, de unos ojos oscuros.
Ahora soy del hondo reino de los dormidos;
allí me reconozco, me encuentro con mi alma.
La noche a picotazos roe mi corazón,
y me bebe la sangre el sol de los dormidos;
ando muerto de sed y toco una campana
para llamar el agua delgada que me ama.
Yo soy el olvidado. Quiero un ramo de agua;
quiero una fresca orilla de arena enternecida,
y esperar una flor, de nombre margarita,
para callar con ella apoyada en el pecho.
Nadie podrá quitarme un beso, una mirada.
Ni aún la muerte podrá borrar este perfume.
Voy cubierto de sueños, y esta fosforescencia
que veis es el recuerdo del mar de los dormidos.

Mañana escucharé (Julio César Aguilar)

Mañana escucharé
el eco de tus pasos
en mi memoria,
no para reconstruirte,
sino para negarle al tiempo
su complicidad con el olvido. 

Donde habite el olvido (Luis Cernuda)

Donde habite el olvido,
En los vastos jardines sin aurora;
Donde yo sólo sea
Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
Donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
No esconda como acero
En mi pecho su ala,
Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allá donde termine ese afán que exige un dueño a imagen suya,
Sometiendo a otra vida su vida,
Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
Disuelto en niebla, ausencia,
Ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido.

olvido

6 Comentarios »


  1. Comentario de dragonfly

    el olvido es el agua de mar que oxida nuestros recuerdos hasta convertirlos en un fino polvo rojizo …

    10 marzo, 2006 @ 11:32



  2. Comentario de arandanilla

    Dragon, de dónde tas sacao eso tan lindo, chiquillo?

    14 marzo, 2006 @ 12:28



  3. Comentario de luz

    ¡Cúanto tiempo sin leerla! Casi no me acordaba de tal belleza, quizás casi estaba “…En los vastos jardines sin aurora…” Expresión que Cernuda utiliza para referirse a los recuerdos ya olvidados.
    Me atrapa su recurrente alusión a la soledad (también como homenaje a Bécquer), porque es una soledad habitada por el deseo. Su poesía es cualquier cosa menos un ensayo de ornamento vacío.
    El tema del exilio es asumido sin remordimiento, no en vano la belleza es, al fin, el más implacable de los exilios porque tiene el conocimiento de la ruina tatuada en la piel.
    Y siempre queda la salida para resolver el problema: “…el viento escapa a sus insomnios…”
    Y siempre queda el tiempo para reflexionar sobre el olvido: “…Al cuerpo que designa en brazos de los siglos…”
    Luis Cernuda nació en Sevilla y murión en Ciudad de México.
    ¡Que siempre nos queda el tiempo para reflexionar sobre Cernuda!

    23 marzo, 2006 @ 19:06



  4. Comentario de arandanilla

    Amiga Luz, no sé si es más bello el poema o lo que tú comentas sobre él. Cernuda es fascinante. ¿Sabes? En la orilla de la playa, leía La Realidad y el Deseo, mi hermano José Angel, que para entonces tendría no más de 5 años, pensó que era un cuento, y me pidió que se lo leyera…escogí “Te quiero”. Se me quedó mirando con una cara extrañada (sorprendente para su edad, extasiado), y me pidió que se lo repitiese…Ahí lo dejo, es un privilegio poder pasear por Sevilla sabiendo que fue la cuna de tan sublime poeta:

    Te quiero.

    Te lo he dicho con el viento,
    jugueteando como animalillo en la arena
    o iracundo como órgano impetuoso;

    Te lo he dicho con el sol,
    que dora desnudos cuerpos juveniles
    y sonríe en todas las cosas inocentes;

    Te lo he dicho con las nubes,
    frentes melancólicas que sostienen el cielo,
    tristezas fugitivas;

    Te lo he dicho con las plantas,
    leves criaturas transparentes
    que se cubren de rubor repentino;

    Te lo he dicho con el agua,
    vida luminosa que vela un fondo de sombra;
    te lo he dicho con el miedo,
    te lo he dicho con la alegría,
    con el hastío, con las terribles palabras.

    Pero así no me basta:
    más allá de la vida,
    quiero decírtelo con la muerte;
    más allá del amor,
    quiero decírtelo con el olvido.

    Gracias por tus comentarios, Luz. Es todo un honor leerte.

    24 marzo, 2006 @ 18:09



  5. Comentario de Jolie

    peor que el olvido y el reclamo, es el silencio,.

    29 noviembre, 2006 @ 21:04



  6. Comentario de arandanilla

    Cierto es, Jolie. El silencio. Pero a veces tan necesario…

    30 noviembre, 2006 @ 12:30


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro