Ruta Fulgurante


Nov
12
2014

Tu vida en un papel.

Category: Impresiones y paisajes,Lita y el mararandanilla – 21:02
arandanilla

Apurar,
la vida de un solo trago.
Despertar en tus brazos
y empezar a escribir.

Arrancar,
las páginas del pasado
y quemarte muy despacio
es encontrarte al fin.

Y tú me dices que es tan fácil
cerrar los ojos y sentir.
Somos dos,
y mi canción es tu imagen
mientras escribo tu vida en un papel.

Apurar,
una copa de vino
y caminar con sigilo
entre la bruma azul.

Arrancar,
los frutos de nuestro árbol
dejando el tiempo encerrado
volando encima de ti.

Y tú me dices que es tan fácil
cerrar los ojos y sentir.
Somos dos,
y mi canción es tu imagen
mientras escribo todo mi amor por ti.

Y en el espejo eres tan frágil
doy mil recuerdos para ti.
Somos dos,
y mi canción es tu imagen
mientras escribo tu vida en un papel.

Leyendo un relato especial, me topo con la letra de una canción. He de leer este relato, comentarlo, sentirlo. Como canta García estos días, “es mejor sentir que pensar”. Han sido meses extraños. Maletas, despedidas, bienvenidas. Adaptarse a otra casa, a la convivencia. Alumnos nuevos, subir escaleras, hacer fotocopias, el tráfico de la ciudad -nunca me acostumbro al tráfico- y la sonrisa de un hombre que me choca esos cinco cuando le doy alguna moneda, y me pregunta cómo estoy, y sonríe cuando le digo que estoy bien. Quizás ambos decimos “bien” sin mucho convencimiento, pero nos alegra esa palabra, entregada generosamente cada mañana, igual de válida que una moneda para su próximo café, o el bocadillo del día. Quién sabe.

Me adapto a tu ausencia, a tu hermosura en papel o en la pantalla del ordenador, a la imagen que sobrevive en mi mente. Digo “me adapto”  por no decir “asumo que no vas a volver”, y aunque jodida hasta la médula, por mal que suene y me disguste esa palabra en Ruta, tengo que seguir caminando  por lealtad. La vida no me trata mal, hermana. Me trae a diario a personas buenas, que cuando vienen acechando los problemas  acercan el brazo y dicen “aquí estoy”. Y aquí estamos. Hoy escribo este post para ti, como creo que serán todos los posts  de aquí a que nos volvamos a ver. Pero también lo escribo para dar las gracias.

Te doy las gracias, Charly, por tu acogimiento, por el saludo diario y los ánimos que me das. Por las cenas programadas y las historias que me cuentas y que me hacen reir en los peores días. Te doy las gracias por aparecer cuando más asustada estoy, por ser generoso y por confiar en que puedo con esta tristeza infame, y contribuyas a ello. La vida no es fácil, amigo. En palabras de mi guerrera, “la vida no es justa”.  Aún así, dentro del maremoto de emociones negativas, de los traumas vividos y de los retornos a los hospitales, quedan siempre los oasis de amistad y calma. Tu guitarrilla sonando, algún disco que pones y desconozco, anécdotas alegres que compartimos, y que Ruta hizo posible un día.

Las calles de tu ciudad siempre esperan, y es analgésico ver a la gente pasear, escuchar a los niños que salen del colegio con sus padres , recoger las hojas caídas bajo los árboles, y guardarlas en los libros que compramos en la librería Luque. Disfrutar de las grandes avenidas,  el café de la mañana con los compañeros. Quizá no esté aquí demasiado  tiempo, pero me habrá servido para ver que la vida fluye, como fluye el agua, el agua que ahora cobra la importancia necesaria, y ya sabes la razón. Aprendo que todos tenemos mucho que aportar, de un lado al otro de la vida, desde el recuerdo o desde el mismísimo presente. Gracias, compañero. Gracias siempre…

3 Comentarios »


  1. Comentario de Charly

    Ay, Nena guapa ! Y tan de verdad somos ahora que sin programarlo, de improviso casi, campartimos “en vivo” cachitos de nosotros: las cenas, secretos, ratitos de charla, la cocina, los abrazos, el rincón de charlar y nustras ensaladas de brócoli. Te conocí por casualidad, la providencia quizás, astuta y certera, buscando letras de El Último, y como una profesía aquel comentario primigenio que dejé en Ruta se convirtió en realidad real y material.

    Y es que Ruta va mucho más allá de los bordes de la pantalla en la que la leemos. Ruta es tan grande como los corazones de los Ruter@s que aquí venimos a beber y surtir nuestro manantial. Ruta abarca tantas ciudades y tantos rincones, tantos nombres propios !

    Es maravilloso cuando en mi camino se cruzan personas como tú. Y esta noche cuando llegue a casa buscaré al fondo esa lucecita que sé que estará encendida y saldrá tu sonrisa a recibisrme. Soy yó el que tiene que agradecerte a ti que me hayas dado la oportunidad de vivir en primera persona tu bondad, tu generosidad, tu fortaleza, y tu admiración por las libélulas morenas y guapas, de ojos azabache brillantes, tu amistad y tu lealtad ante la vida.

    Sabes que te quiero Rutera.

    Charly, Cordoba, Califato Independiente

    13 noviembre, 2014 @ 20:33



  2. Comentario de Pipe

    Sois unos cracks, guapos, envidia os tengo ;)p

    19 noviembre, 2014 @ 00:32



  3. Comentario de arandanilla

    Gracias a ambos por haberme recibido con tanto cariño en vuestra ciudad, hermosa y cálida. Gracias desde lo más hondo del alma.

    7 diciembre, 2014 @ 20:23


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro