Ruta Fulgurante


May
17
2016

Eduardo

Category: Poemasarandanilla – 19:11
arandanilla

PARA NO RENUNCIAR AL ENTUSIASMO

Soñar despiertos siempre
para que los insectos de la herrumbre nos permitan tejer sin telarañas
para ser el hervor la levadura
y no el cemento gris que repta por los muros
pan crujiente en el horno del sol del mediodía fruta madura vértigo
y nunca más sedientos de imposible
reconocernos en el barro de un parabrisas sucio
soñar despiertos siempre
olvidar el autobús cautivo de su ruta el maquinal semáforo los maniquíes ciegos
abandonar el dique seco de los formularios la astucia del burócrata destilando
en la tinta su cianuro
dar la espalda sin miedo a cuanto esperan de nosotros aquellos
que veneran
dos tristes palmos de suelo bajo sus pies
porque es vasta la tierra y a nadie pertenece su clamor
como nadie puede calcular la trayectoria de una grieta
en un témpano de hielo
pero ahí está
desafiando la maquinaria de los astros
fiel a su andadura irregular a la belleza
de lo que niega toda simetría soñar
como rasga el torrente la maleza felino por instinto
despreciando
la fría servidumbre de los surtidores el agua encadenada a geometría
soñar despiertos siempre
para no obedecer la ley del amo las consignas
de los ventrílocuos feroces acudir
al futuro que llama a nuestra puerta pidiendo realidad
porque podemos esculpir la vida verdadera
escuchar la llamada de los sueños para rendir la piedra a nuestro afán
abrir surco en las calles sembrándolas de estrellas y de pájaros
de alamedas de cisnes regueros de palomas corrientes submarinas
una extensión de labios que sonríen de juncos que se mecen de amazonas
soñar despiertos siempre
para no renunciar al entusiasmo
y que el hombre no olvide su vocación de nube el súbito
resplandor incendiando su mirada
alfarero del mundo comadrona
que asiste al parto de sus propios sueños.
Eduardo García.

Nos veíamos por los pasillos y siempre sonreías, estresado. Bromeaba con la idea de que al final me iría sin tu libro dedicado. No sé en qué andas metido ahora. Imagino que con alguna musa llenando el mundo de versos. Que todo te sea propicio, que te acompañen las palabras y las manos. Quiero pensar que cuando un niño coge un lápiz hay un poeta por ahí susurrando al oído. Que te abrió la puerta una mujer morena. Que le cuentas que compartimos algunos correos y te compré unos libros. Que hablamos de poesía. Y que vives en ella. Volveremos a encontrarnos, compañero… “porque podemos esculpir la vida verdadera”.

Sin comentarios »

No comments yet.

RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro