Ruta Fulgurante


Jun
20
2006

Para Azul…gracias por la verdad de tu foto

Category: Impresiones y paisajes,Poemasarandanilla – 13:44
arandanilla

LAZOS (Gioconda Belli)

Para Adriana, mi hija

¿Cómo puede alguien
que apenas sabe pronunciar
unas cuantas palabras
arar un camino tan hondo
y entrar a saco
por cuanta ranura hay abierta
en mi invisible palpitante centro?
A díario, niña,
acumulo tu amor
como avaro guardando
expectantes tesoros.
Tu cuerpo menudo y caliente
entre mis brazos
me lleva tan cerca de la felicidad
que, temiendo semejante abundancia,
te susurro mi dicha como un largo secreto clandestino.
No sé por qué
en las noches cuando te sostengo
hasta que cerrás las alas
resignándote a la oscuridad y el sueño,
siento que, contrario a las apariencias,
me tiraste una cuerda de plata en un naufragio
y es mi cordón umbilical
el que ahora descansa en tus pequeñas manos,
como si, hija mía, fuera yo también hija de
esos profundos ojos
que un día sabiamente
soltaron hacia mí
sus relucientes anclas.
Hija de mi esperanza,
diminuta mujer
sobreviviente,
no sé qué hay en vos
que cierra y da sentido
a los círculos misteriosos de mi vida,
sólo sé que cuando la flecha de la tuya
giraba buscando espacio en el espacio,
agua y sed se encontraron
y ahora henos aquí
madre y pequeña niña
apretadas, envueltas, enlazadas,
como si jamás hubiésemos existido
apartadas la una de la otra.

Me quedo con la alegría de que puedas contarlo, con la hermosura de tu gran historia, con el sendero que has ido recorriendo junto a ellas y en el que nos hemos encontrado por una de esas casualidades que felizmente emergen como palomas alegres. Guardo esa foto más que en mi ordenador en mi corazón, y espero ahí quede con los sentimientos que nos ayudan a superar este angosto y difícil camino que es la vida a veces. Me resultas admirable. Este poema, por que Belli, así como Benedetti, el azul y otras tantas cosas, sirve de punto de unión para nosotras, que aunque no somos evidentemente madre e hija, igual sí somos personas de buen fondo que han sabido encontrarse al final. Cuando un niño coge tu mano, mami, tú sabes que te aferras a la vida por que ellos son los que te retienen con sus poderosos dedos diminutos. Magia o maternidad, azul en cualquier caso. Gracias.

hijos

La 3a de tus hijas…

3 Comentarios »


  1. Comentario de Azul

    Mi niña maravillosa: leí este post con lágrimas en los ojos, pero de emoción, ¿eh? Esa emoción bonita que nace del cariño que nos tenemos desde la primera letra que cruzamos, ese cariño bonito que por lo esencial solo se puede “ver” desde el corazón.

    Siempre me llenas de luz, siempre, si no te lo he dicho antes, te lo digo ahora: eres un ser luminoso y te quiero muchísimo.

    Gracias por las caUsalidades que nos llevaron a encontrarnos, gracias por ser como eres, preciosa

    Tu 2da Má (o=

    PD) Como ves, en este momento soy re-torpe para expresarme: me pasa cuando siento tanto y no sé cómo traducirlo a palabras…

    21 junio, 2006 @ 19:36



  2. Comentario de arandanilla

    Bueno, no te preocupes…has expresado justamente eso que nos hace sentir que no estamos tan solos, que se nos quiere. Me alegro de haberte hecho sentir emocionada, y que me consideres luminosa. Es la sensación que yo tuve al entrar por primera vez en tu blog!!!Gracias!!!

    26 junio, 2006 @ 18:51



  3. Comentario de libertad

    Un lugar precioso, del que he recordado la frase de “El amor en los tiempos del cólera” y a Gibran…Gracias. Precioso.

    28 junio, 2006 @ 13:35


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro