Ruta Fulgurante


Sep
25
2006

A(l) alba, va…

Category: General,Impresiones y paisajesarandanilla – 12:35
arandanilla

buscando el Norte...

Acuarela

En los mapas del cielo el sol siempre es amarillo
y la lluvia o las nubes no pueden velar tanto brillo,
ni los árboles nunca podrán ocultar el camino
de su luz hacia el bosque profundo de nuestro destino.
Esa hierba tan verde se ve como un manto lejano
que no puede escapar, que se puede alcanzar con sólo volar.
Siete mares he surcado,
siete mares color azul.
Yo soy nave, voy navegando
y mi vela eres tú.

Bajo el agua veo peces de colores
van donde quieren, no los mandas tú,
por el cielo va cruzando
por el cielo color azul
un avión que vuela alto
diez mil metros de altitud
desde tierra lo saludan con la mano,
se va alejando, no sé donde va,
no sé dónde va.
Sobre un tramo de vía, cruzando un paisaje de ensueño
en un tren que me lleva de nuevo a ser tan pequeño,
de una América a otra tan sólo es cuestión de un segundo,
basta con desearlo y podrás recorrer todo el mundo.
Un muchacho que trepa, que trepa a lo alto de un muro,
si se siente seguro verá su futuro con claridad.
Y el futuro es una nave
que por el tiempo volará
a Saturno, después de Marte,
nadie sabe dónde llegará,
si le ves venir, si te trae amores
no te los roben sin apurar,
aprovecha los mejores
que después no volverán,
la esperanza jamás se pierde,
los malos tiempos pasarán,
pienso que el futuro es una acuarela
y tu vida un lienzo que colorear.
En los mapas del cielo…

 A veces tu cara es todo un saquito de sorpresas. Pasa el tiempo tan raudo que ni siquiera tengo tiempo para que hablen tu sombra y la mía. De los pijamas de flores, de las pesadillas, de los gatitos o ese pez de color que dibujo en tu frente dormida. En ocasiones echo de menos lo que se supone vas a traer entre tus manos, sucias dicen. ¿Qué cosas van a contarme tus ojos pensándome en esa nave extraña? ¿Qué van a ser de mis mañanas el día que caminemos tú y yo de la mano y ya no sepa más de mí sin ti? Tal vez no lo asimilo bien, estas fotos viejas, este reloj silencioso que me marca a latigazos el alma, niña. Tal vez es que tu voz es mi destino. No puedo seguir dibujándote el pelo en esta almohada en que reposa mi insomnio…por la orilla van tus pasos acompañados, y la vida te me viste de colores para que yo no sea gris nube pasajera. Cuando vengas, cuando decidas venir, si yo no estoy, si yo me he ido, llámame con tus ojos revolucionarios, y cuéntame todo eso que tú sabes y que yo ignoro.

PD: Gracias a aquéllos que contribuyen con hermosos paraísos como el de la foto…

Sin comentarios »

No comments yet.

RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro