Ruta Fulgurante


Ene
08
2007

TRISTEZA

Category: Poemasarandanilla – 13:33
arandanilla

Todas las cosas son las mismas
que ayer estaban en mi orilla:
tierra inmutable y poderosa,
cielo sereno y hondo arriba,
piedras heladas donde el tiempo
pasa lejano y nunca mira…
Solo las nubes y las rosas
cada mañana son distintas,
como el misterio de mi carne,
por una sangre enrojecida,
donde las luces de la aurora
rompen sus ondas cada día
y en sus espumas me arrebatan
flores ocultas de ceniza…
Pido las cosas que no tengo,
algo que quise y no quería,
un amor vago… Pero pasan
todas las cosas, alma mía,
como las nubes y las rosas
pasan, pasan… Yo no sabía
que allá en tu fondo me brotaba
una tristeza sin medida,
porque las cosas que yo quise
cada mañana son distintas;
nubes y rosas, amor vago,
y esta tristeza que no es mía…

 (José Luis Hidalgo)

 hojas caídas

Gracias por la foto…las hojas caídas son un poco como la tristeza…siempre te guardas alguna sin saber para qué…la metes en un libro, como los recuerdos de cuando eras niña y te compraban zapatos de charol o buscabas algo imposible en el techo de tu habitación…Esperas que se vuelvan verdes un día. Pero no es así…sin embargo…se vuelven frágiles…¿Es así con la tristeza también? Las hojas de los árboles parecen sabias. Hace frío.

2 Comentarios »


  1. Comentario de Pablo

    Tal vez su fragilidad es un espejo de nuestra alma. Tal vez nosotros también somos frágiles ante ellas. Vamos a cerrar el libro una temporadita, déjalas secar un poco más.

    8 enero, 2007 @ 23:06



  2. Comentario de arandanilla

    Bueno, libros no me faltan, habrá que coger unos cuantos y reservarlas ese poquito más, ok! Un abrazo!

    10 enero, 2007 @ 18:58


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro