Ruta Fulgurante


Jul
30
2007

Bodas con la luz

Category: Poemasarandanilla – 20:03
arandanilla

Bodas con la luz
Un día temprano, súbitamente florecí con la luz
ese día la luz nació y se hizo carne, se hizo voz,
se hizo huella y amaneció noctámbula dormida
entre mis brazos como abeja sin madre.
Más tarde me desperté con ella y descubrí
en mi abrazo sus terribles abismos: fui su esposo,
su esclavo, su mutilado mártir, y en los naufragios
reinaba como la voz del miedo y la sombra
acudía a su encuentro, con la cruz invertida
de los vastos naufragios y las esquirlas que la noche
puso en su casto cuerpo de doncella indomable.
Fue la luz primigenia del día primero de gracia
donado al desterrado príncipe sin corona ni mirtos,
el rapsoda voraz que canta ahora los crepúsculos
y el reino no conquistado de la luz vulnerada,
—destrozado por los litigios del día y de la noche—,
azotado por las llagas de la melancolía y de la
cuadratura del sol del mediodía, que escande,
llaga, y exilia a sal y amarga hiel de la melancolía,
y el abismo de aquella luz tornándose toda ocre.
Así, me perdí tristemente en el abismo de la razón,
en las blancas salinas y los desiertos páramos
del que no tiene patria, ni boca para nombrar
cenizas de palabras, señales de muertes innombrables
de aquella virgen del Estío primero, entre palmas
y abras solitarias, donde se filtran los fragmentos,
entre huellas de sangre y presagios —aún presagios—,
de mensajes de abriles que recuerdan
el día en que llamé a la luz —encanallada ahora,
harapienta, arrepentida de sus delirios y los míos—,
buscando el nombre único, el exacto compás
y la tibieza exacta de una larga promesa.
Pobre niña, pobre patria expatriada,
pobre deseo inerme entre cruces y llagas,
cuando ya nadie busca ser Dios, acariciado
por el viento del Éter más azul y más claro:
luego se aleja pensativa, dócil quizá, entregada
al escarnio de los días que pasan,
y marchitadas flores por corona, alrededor
de túmulos se arrodilla ligera, para en silencio
buscar al vástago del día en que llamé a su puerta
y vino a mí sin preguntar por qué.

oski sin bata de cola

Óscar, este poema me gustó muchísimo. Gracias por ese lado divertido que estás mostrando últimamente en Ruta. No sabes cúanto bien hace a la Arandú, sí, la sabia. Je je. Gracias, Oski!

18 Comentarios »


  1. Comentario de Oscar Portela

    arandu: no seas mala y pone un fotito mía eh frutillita???
    Oskitónnnnnn

    29 septiembre, 2008 @ 20:59



  2. Comentario de arandanilla

    Ya tienes una, Oscar. Mucho más que muchos de los ruteros que pasan cada día por mi Ruta Fulgurante…creo que con todo el espacio que abarcan tus publicaciones en mi web, podías sentirte más que satisfecho, amigo. Gracias por tu visita.

    29 septiembre, 2008 @ 21:12



  3. Comentario de Torcuato

    Cuanto tiempo hace que no pasaba por aqui, Arandi eso se merece una llamada perdida aunque sea… jejeje, oye que tal estas haber si quedamos jo! Bueno los intentos de quedar se hacen pero ya daremos en el blanco y acertaremos todos un diita, que tal te va todo escribe mail, por aqui bien luchando tu sabes…Bueno ARANDI DA RECUERDOS A LOS UNREALIANOS DE RIOSOFT. UN ABRAZOOOO DESDE LA VIDA.JEJEJE

    19 noviembre, 2008 @ 10:55


RSS feed para los comentarios de esta publicación. | TrackBack URI

Escribir comentario

XHTML ( Podrá usar las siguientes etiquetas): <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

This site is protected by WP-CopyRightPro