Ruta Fulgurante


Página 1 de 501234...102030...Última »

May
17
2016

Retorno

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 18:51
arandanilla

A veces una se ahoga al retomar el camino. Antes incluso de empezarlo. Todo parece distinto, asusta. Volver. Volver… Y aun así, todo es necesario. Volver al lugar donde has sido feliz. No sé qué hago aquí, ni tengo planificado un texto desde hace tiempo, nada me late ya sino el segundo en el que vivo, en el que voy viviendo como puedo, supongo que como todos.

Regreso para comprobar que hay quien sigue sosteniendo los pilares de esta casa en silencio.

Te agradezco, Admin, las horas que me dedicas. Todas esas horas que no van a regresar a ti. Agradezco las palabras de consuelo con todo lo que soy y tú conoces. Los silencios tan necesitados en la batalla diaria, la música de la que ya estamos presos, su nombre en tu voz amiga. No siempre es fácil enfrentarse a estos días ni salir victoriosos de un cúmulo de recuerdos y tinieblas. Como un remolino de dolor has visto crecer en mí la ira, un insomne sentimiento de fracaso, de vacío. Testigo de suspiros y miradas perdidas, de conversaciones sin sentido. ¿Quién no sucumbe a una ausencia tan titánica? Y la vida es, pese a todo, hermosa. Con sus injusticias, sus decepciones, sus giros inesperados. Quedan las estrellas tatuadas, los mensajes en la arena, pequeñas claves musicales. Nuestras armas contra la tristeza. Otra vez…Ella me sostiene la mano. Reclama sus besos. Me pide cartas, poemas, canciones. Ya la conoces. Para después esparcir sus regalos sin mesura.

Este pulmón verde ha de volver a oxigenarse en la palabra. Ha de volver al poema y al alma entregada a la lucha. Que no nos queda otra, ya lo sabes. Tenemos una promesa que cumplir. Un camino que seguir recorriendo con ella de la mano. ¿Quién sabe si no llegaremos los tres a ese ansiado campo de pasionales amapolas o divertidos girasoles? ¿Quién sabe si de tanto caminar los pies se nos vuelven alas? ¿Qué sabemos nosotros, grandes ignorantes, de todo lo que nos espera en aquella esquina del mar donde habitan sus ojos volcanes? Por si acaso, paso tras paso, sin dejar de lado la esperanza. Caminar.

¿He de mantener muda esta casa que la alberga? Ella, que es el sendero fulgurante delante de mis pies, lo sabe. Sabe que vuelvo para quedarme. Hay quien mantuvo siempre la puerta abierta para mí. Gracias…

4
Dic
07
2014

Mariposas

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 20:21
arandanilla

Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero
desde que sé que no vendrás más nunca.
He vuelto a ser aquel cantar del aguacero
que hizo casi legal su abrazo en tu cintura.

Y tú apareces en mi ventana,
suave y pequeña, con alas blancas.
Yo ni respiro para que duermas
y no te vayas.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo,
mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo

Así eras tú en aquellas tardes divertidas,
así eras tú de furibunda compañera.
Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera.
Ay, mariposa, tú eres el alma
de los guerreros que aman y cantan,
y eres el nuevo ser que se asoma por mi garganta.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo,
mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas,

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa,
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa,
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa,
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Silvio Rodríguez.

Como un milagro, abro cartas que has escrito años atrás,  y qué curiosas maneras de recordar. “Furibunda compañera”. Tú citaste esta canción, yo años después la escucho, y recuerdo precisamente estas palabras…y decido volver a leer, volver a escuchar. Una canción de tantas, que hablan de cosas que tú y yo compartimos. Te quiero, mi mariposa delgada, nerviosa. La sin tiempo, la bailarina silenciosa que se posa por las noches en mi desvelo. Me creces en el alma como una enredadera. Me aferro a tu recuerdo de igual forma.

furibunda compañera

6
Nov
12
2014

Tu vida en un papel.

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 21:02
arandanilla

Apurar,
la vida de un solo trago.
Despertar en tus brazos
y empezar a escribir.

Arrancar,
las páginas del pasado
y quemarte muy despacio
es encontrarte al fin.

Y tú me dices que es tan fácil
cerrar los ojos y sentir.
Somos dos,
y mi canción es tu imagen
mientras escribo tu vida en un papel.

Apurar,
una copa de vino
y caminar con sigilo
entre la bruma azul.

Arrancar,
los frutos de nuestro árbol
dejando el tiempo encerrado
volando encima de ti.

Y tú me dices que es tan fácil
cerrar los ojos y sentir.
Somos dos,
y mi canción es tu imagen
mientras escribo todo mi amor por ti.

Y en el espejo eres tan frágil
doy mil recuerdos para ti.
Somos dos,
y mi canción es tu imagen
mientras escribo tu vida en un papel.

Leyendo un relato especial, me topo con la letra de una canción. He de leer este relato, comentarlo, sentirlo. Como canta García estos días, “es mejor sentir que pensar”. Han sido meses extraños. Maletas, despedidas, bienvenidas. Adaptarse a otra casa, a la convivencia. Alumnos nuevos, subir escaleras, hacer fotocopias, el tráfico de la ciudad -nunca me acostumbro al tráfico- y la sonrisa de un hombre que me choca esos cinco cuando le doy alguna moneda, y me pregunta cómo estoy, y sonríe cuando le digo que estoy bien. Quizás ambos decimos “bien” sin mucho convencimiento, pero nos alegra esa palabra, entregada generosamente cada mañana, igual de válida que una moneda para su próximo café, o el bocadillo del día. Quién sabe.

Me adapto a tu ausencia, a tu hermosura en papel o en la pantalla del ordenador, a la imagen que sobrevive en mi mente. Digo “me adapto”  por no decir “asumo que no vas a volver”, y aunque jodida hasta la médula, por mal que suene y me disguste esa palabra en Ruta, tengo que seguir caminando  por lealtad. La vida no me trata mal, hermana. Me trae a diario a personas buenas, que cuando vienen acechando los problemas  acercan el brazo y dicen “aquí estoy”. Y aquí estamos. Hoy escribo este post para ti, como creo que serán todos los posts  de aquí a que nos volvamos a ver. Pero también lo escribo para dar las gracias.

Te doy las gracias, Charly, por tu acogimiento, por el saludo diario y los ánimos que me das. Por las cenas programadas y las historias que me cuentas y que me hacen reir en los peores días. Te doy las gracias por aparecer cuando más asustada estoy, por ser generoso y por confiar en que puedo con esta tristeza infame, y contribuyas a ello. La vida no es fácil, amigo. En palabras de mi guerrera, “la vida no es justa”.  Aún así, dentro del maremoto de emociones negativas, de los traumas vividos y de los retornos a los hospitales, quedan siempre los oasis de amistad y calma. Tu guitarrilla sonando, algún disco que pones y desconozco, anécdotas alegres que compartimos, y que Ruta hizo posible un día.

Las calles de tu ciudad siempre esperan, y es analgésico ver a la gente pasear, escuchar a los niños que salen del colegio con sus padres , recoger las hojas caídas bajo los árboles, y guardarlas en los libros que compramos en la librería Luque. Disfrutar de las grandes avenidas,  el café de la mañana con los compañeros. Quizá no esté aquí demasiado  tiempo, pero me habrá servido para ver que la vida fluye, como fluye el agua, el agua que ahora cobra la importancia necesaria, y ya sabes la razón. Aprendo que todos tenemos mucho que aportar, de un lado al otro de la vida, desde el recuerdo o desde el mismísimo presente. Gracias, compañero. Gracias siempre…

3
Oct
03
2014

Los días que pasan

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 20:58
arandanilla

Los días que pasan llevan consigo un infinito paseo de playa.  Te pienso a diario. Cuando paro el coche en algún semáforo y miro cómo la gente apresurada va camino al trabajo, a comprar el pan, a llevar a los nietos al colegio. Espero impaciente tu melena morena recogida en una cola alta, tus estrechas caderas y tu caminar nervioso. Ansío encontrarte milagrosamente entre los desconocidos de esta ciudad que ahora me acoje. Miro nerviosa y alegre a mi alrededor en busca de una señal de tu energía, ésa que quisiste dejar aquí para siempre. A veces, te confieso, me abate la tristeza, nadie, nadie en este mundo se te parece, hermana. Nadie en el mundo tiene esos ojos volcanes y las manos generosas que tanto acaricié en tus últimos días. He de quererte mientras viva. He de hablar a todo el mundo de la magia de tus regalos, de lo ordenada que eres, de lo que te gustan los armarios y los cajones repletos de objetos cotidianos, de tu charla nerviosa y tus lunares que son constelaciones. Hay días en que el almita se me muere contigo y cuesta respirar en este mundo raro, estancado. Aunque también hay días en que oigo tu voz y una bandada de pájaros inunda el cielo en que nos unimos, los dolores se vuelven flores en mis ventanas, y comprendo que te fuiste de mí para quedarte siempre, siempre agarrando esta mano torpe que no encuentra su camino.

10
Sep
08
2014

Libre

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 19:39
arandanilla

Libre

“Donde estés, te quiero libre”. Cuántas veces no habrá venido a mi mente esta frase recordándote. No pasa un día en que no te sienta conmigo, y me acompañes en esta tristeza absurda, a ratos llena de todo lo bueno que me enseñaste, o manchada de todas las cosas que no hice bien. Suelo pensarte así, coqueta y sonriente, con toda la luz del mundo sobre tu pelo, y con unas manos nerviosas disponiendo todo. Te quiero libre, estrella. Te quiero libre y sana, lejos de todo el caos y la pena que detrás dejaste.  Te busco en todos mis libros, en los cajones, en todas las cartas que nos hemos escrito y los secretos que se han ido contigo, y que se irán conmigo también. No hay nada que supere este anhelo de retenerte en el recuerdo como el ser de luz, de arena, de pétalos frescos que eras. Eres. Me corrijo. Eres, sempiterna, como te llaman los grandes, eternamente niña, eternamente enraizada en mis manos, que te repasan el pelo, la comisura de los labios, los lunares de tu pequeña espalda, tus cejas. Vienen días duros…vienen días en que levantarse será un dolor en el costado, y hablar,  una oscura tiniebla. Y aún así, prefiero este camino. Y verte libre de todo, de todos, de ti. Alada y liviana. La esencia de ti misma que quizá buscabas.  No supe ver a tiempo esto. Pero finalmente lo entiendo.  Y lo acepto…

5
Sep
05
2014

Afán para no separarme de ti…

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 00:34
arandanilla

 

Afán para no separarme de ti,
por tu belleza, lucha por no quedar en dónde quieres tú,
aquí en los alfabetos, en las auroras, en los labios.
Ansia de irse dejando atrás anécdotas, vestidos, caricias,
de llegar atravesando todo lo que en ti cambia,
a lo desnudo y a lo perdurable.
Y mientras siguen dando vueltas y vueltas, entregándose,
engañándose, tus rostros, tus caprichos y tus besos,
tus delicias volubles, tus contactos rápidos con el mundo,
haber llegado yo al centro puro, inmóvil, de ti misma,
y verte cómo cambias, y lo llamas vivir,
en todo, en todo si, menos en mí, dónde te sobrevives.

Pedro Salinas

 

 

0
Página 1 de 501234...102030...Última »
This site is protected by WP-CopyRightPro