Ruta Fulgurante


Página 3 de 161« Primera...2345...102030...Última »

Oct
03
2014

Los días que pasan

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 20:58
arandanilla

Los días que pasan llevan consigo un infinito paseo de playa.  Te pienso a diario. Cuando paro el coche en algún semáforo y miro cómo la gente apresurada va camino al trabajo, a comprar el pan, a llevar a los nietos al colegio. Espero impaciente tu melena morena recogida en una cola alta, tus estrechas caderas y tu caminar nervioso. Ansío encontrarte milagrosamente entre los desconocidos de esta ciudad que ahora me acoje. Miro nerviosa y alegre a mi alrededor en busca de una señal de tu energía, ésa que quisiste dejar aquí para siempre. A veces, te confieso, me abate la tristeza, nadie, nadie en este mundo se te parece, hermana. Nadie en el mundo tiene esos ojos volcanes y las manos generosas que tanto acaricié en tus últimos días. He de quererte mientras viva. He de hablar a todo el mundo de la magia de tus regalos, de lo ordenada que eres, de lo que te gustan los armarios y los cajones repletos de objetos cotidianos, de tu charla nerviosa y tus lunares que son constelaciones. Hay días en que el almita se me muere contigo y cuesta respirar en este mundo raro, estancado. Aunque también hay días en que oigo tu voz y una bandada de pájaros inunda el cielo en que nos unimos, los dolores se vuelven flores en mis ventanas, y comprendo que te fuiste de mí para quedarte siempre, siempre agarrando esta mano torpe que no encuentra su camino.

10
Oct
01
2014

Y en el azul era el agua

Categoría: Lita y el mar arandanilla 21:56
arandanilla

y el ángel

 

Y en el azul era el agua

y en el agua era la nube
y en la nube era el mar
y en el mar era la arena
y en la arena era el viento
y sobre el viento subió el ángel
y sobre el ángel subió el hombre
y sobre el hombre subió el amor
Rafael Alberti
Subo este poema que una gran amiga sintió te correspondía. Agradecida por este regalo, lo dejo aquí como un testimonio más de cuánto se te quiere, estrella. Gracias, Mer.

En los azules, siempre te encuentro en los azules.  Sigo mi camino con tu peso de pétalo en mis espaldas, con tu voz que reclamo cuando me voy a dormir, y espero a veces hasta que amanece. Subes sobre mí como el azul, el agua, la nube, el mar, la arena, el viento…y como ángel caes ingrávida y misteriosa, lanzando mensajes que atesoro con paciencia. Hemos de vernos de nuevo, aunque creas que no nos conoceremos, que no tendrás conciencia de esta hermana que te reconoce en cada luz, en cada niño que pasa y sonríe, y sobre todo, en el azul que surcan los pájaros cada mañana. He de volver a verte para no abandonarte nunca más.

2
Sep
08
2014

Libre

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 19:39
arandanilla

Libre

“Donde estés, te quiero libre”. Cuántas veces no habrá venido a mi mente esta frase recordándote. No pasa un día en que no te sienta conmigo, y me acompañes en esta tristeza absurda, a ratos llena de todo lo bueno que me enseñaste, o manchada de todas las cosas que no hice bien. Suelo pensarte así, coqueta y sonriente, con toda la luz del mundo sobre tu pelo, y con unas manos nerviosas disponiendo todo. Te quiero libre, estrella. Te quiero libre y sana, lejos de todo el caos y la pena que detrás dejaste.  Te busco en todos mis libros, en los cajones, en todas las cartas que nos hemos escrito y los secretos que se han ido contigo, y que se irán conmigo también. No hay nada que supere este anhelo de retenerte en el recuerdo como el ser de luz, de arena, de pétalos frescos que eras. Eres. Me corrijo. Eres, sempiterna, como te llaman los grandes, eternamente niña, eternamente enraizada en mis manos, que te repasan el pelo, la comisura de los labios, los lunares de tu pequeña espalda, tus cejas. Vienen días duros…vienen días en que levantarse será un dolor en el costado, y hablar,  una oscura tiniebla. Y aún así, prefiero este camino. Y verte libre de todo, de todos, de ti. Alada y liviana. La esencia de ti misma que quizá buscabas.  No supe ver a tiempo esto. Pero finalmente lo entiendo.  Y lo acepto…

5
Sep
05
2014

Afán para no separarme de ti…

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 00:34
arandanilla

 

Afán para no separarme de ti,
por tu belleza, lucha por no quedar en dónde quieres tú,
aquí en los alfabetos, en las auroras, en los labios.
Ansia de irse dejando atrás anécdotas, vestidos, caricias,
de llegar atravesando todo lo que en ti cambia,
a lo desnudo y a lo perdurable.
Y mientras siguen dando vueltas y vueltas, entregándose,
engañándose, tus rostros, tus caprichos y tus besos,
tus delicias volubles, tus contactos rápidos con el mundo,
haber llegado yo al centro puro, inmóvil, de ti misma,
y verte cómo cambias, y lo llamas vivir,
en todo, en todo si, menos en mí, dónde te sobrevives.

Pedro Salinas

 

 

0
Ago
29
2014

Darte siempre, darte todo.

Categoría: Lita y el mar arandanilla 11:13
arandanilla

Mis ganas de dar
besos y palabras
son un cuarto muy grande
donde se sienta
absurdamente
el corazón.

Juan Gelman

0
Ago
19
2014

Lita y el mar

Categoría: Lita y el mar arandanilla 13:17
arandanilla

Han pasado semanas. Aunque plasmé en el cuaderno que me diste todo aquello que necesitaba dejar salir, no logré encontrar la fuerza suficiente para hablarte desde aquí, nuestro pulmón verde, el rincón donde muchas cartas llevaban tu nombre. Te echo de menos y te llamo a diario, sobre todo en las mañanas, cuando amanece. Te pronuncio despacio, y te reclamo. Me cuesta levantarme y empezar el día. Pero sé que me acompañas. Eres en mi vida el torbellino iridiscente, la radiante primavera, todas las luces del mundo que bajan desde tu alma y se transforman, se han transformado. He visto tu sonrisa aparcada sobre ondas, sobre delfines, sobre las mariposas de los poemas, sobre mis lágrimas imposibles. Ahora entiendo los mensajes. Tantas caracolas, piedras, estrellas tatuadas y alas. Tú me regalaste el arte de los pájaros, los amaneceres con sus matices infinitos. Me diste la quietud de saberte protegida, en calma, fuerte. Sana.

Estoy en eterna deuda contigo, con tus ojos que son puertas abiertas a la alegría, los ojos volcanes que siempre observé mientras dormías, con la paciencia de los olivos. Te quiero, te quiero con el alma hecha jirones y un poquito de alegría, porque tú sabes, tú siempre has sabido regresar y mirarme. Apuesto a que esa energía de la que hablabas está rodeando los árboles que amo, la brisa que me despeina, los hijos que quiero tener, el mar que nos vio jugar. Has de acompañarme mientras vivas enraizada a mis venas, a mi pelo, a mis sueños.

En lo malo y en lo bueno, este amor que me envuelve va de tu mano. No quiero ya más que esperar, encontrarte un día, aunque no nos reconozcamos, no sepamos nuestros nombres, ni podamos tocarnos, sólo fundirme contigo como hablamos la última noche. Cumplí mi promesa de no soltarte de la mano. Has de cumplir tú la tuya de volver y comunicarte. Permíteme el milagro de sentirte a cada paso, y ejerce tu derecho de ser todo lo feliz que mereces. Yo te esperaré siempre. Es otra promesa que te hago, y ya conoces mi voluntad, que es férrea como tu espíritu. Mi espartana, mi guerrera, mi estrella. Viniste para salvarme. Yo vine para caer de la tristeza infinita al paraíso de tus manos.

Búscame en el mar.

 

6
Página 3 de 161« Primera...2345...102030...Última »
This site is protected by WP-CopyRightPro