Ruta Fulgurante


Página 4 de 161« Primera...3456...102030...Última »

Ago
06
2014

Amor Constante más allá de la muerte

Categoría: Efemérides,Lita y el mar,Poemas ismael 02:36
ismael

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;

Mas no de esotra parte en la ribera
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
Venas, que humor a tanto fuego han dado,
Médulas, que han gloriosamente ardido,

Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.

Francisco de Quevedo y Villegas

3
Ago
01
2014

No te suelto de la mano

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 17:27
arandanilla

Ahora que no hay distancias, te miro y agradezco poder decirte a diario lo mucho que te quiero. En mi vida eres todo lo sagrado, lo inmaculado y perenne. Gracias por el milagro de tu presencia.

2
Jun
04
2014

En junio, y el sol.

Categoría: Impresiones y paisajes,Lita y el mar arandanilla 17:05
arandanilla

Recuerdo que este mes trajo muchos cambios a nuestra vida. Ahora está bien sentarse a meditar y a valorar las circunstancias que han ido aconteciendo, que para bien o para mal nos han hecho madurar y apreciar más aún aquellas cosas maravillosas que nos rodean. Vino bien pasar por las situaciones que tuvimos que pasar para, finalmente, estar aquí frente a esta ventana, observar el cielo azul y comprender que la vida es esto, y que hay que aferrarse a ella con las fuerzas que tengamos. Ha pasado tu cumpleaños, y no he escrito nada, no encontraba las palabras, la imagen adecuada, el tesoro escondido en el cariño que te tengo. Y da igual,  ya que de todos modos, tú sabes qué siento, qué quiero y qué dice mi silencio. Hoy regresó a mi mente una imagen cotidiana,  tus ojos cuando duermes. Tú no te has visto dormida, con esos ojos inmensos cerrados al mundo, con esa paz de quien está tranquilo y satisfecho. He tenido la suerte de contemplarte así a veces, dejando el dolor a un lado, rememorando tu infancia y mi insensatez entonces. Yo sé que tú viniste para salvarme, y es por eso que sigo aquí. Esperando siempre el milagro de tus ojos abiertos. Gracias por cuidarte, por estar, por comprender…Te quiero.

5
May
09
2014

En lo bueno y en lo malo

Categoría: Impresiones y paisajes arandanilla 20:14
arandanilla
En cuanto a la adversidad, difícilmente la soportarías si no tuvieras un amigo que sufriese por ti más que tú mismo.

Cicerón

Pasan los días. Se llenan de apuntes, de pocas ganas, y de polen. Difícilmente se mira por la ventana sin ver algo que nos distraiga de la rutina -un gato cazador, lagartijas buscando algo de sol, hierba que todo lo cubre y se mece al viento. Es dura la adversidad. Haces una llamada y recibes con desidia ese tono desolador de la desesperanza. O recibes una llamada y percibes lo contrario. Como para mantener el equilibrio. Pese a este ir y venir de noticias buenas y malas, todo sigue perpetuándose. Incluyo en esa perpetuidad la honestidad y lealtad que algunas personas profesan. Se han hecho expertos en cuidar, mimar las cosas que cotidianamente nos salvan de las caídas. No sé…quizás es triste la vida. A ratos lo pienso. Pero se me pasa. Siempre tenemos a alguien que sufre por nosotros más que nosotros mismos , y eso lo hace todo algo menos doloroso. Hemos aprendido que nos necesitamos mutuamente en este mundo ancho y complicado.

 

0
Abr
14
2014

Tiempo sin tiempo

Categoría: Efemérides,Poemas arandanilla 10:14
arandanilla

atemporal

Preciso tiempo necesito ese tiempo
que otros dejan abandonado
porque les sobra o ya no saben
que hacer con él
tiempo
en blanco
en rojo
en verde
hasta en castaño oscuro
no me importa el color
cándido tiempo
que yo no puedo abrir
y cerrar
como una puerta

tiempo para mirar un árbol un farol
para andar por el filo del descanso
para pensar qué bien hoy es invierno
para morir un poco
y nacer enseguida
y para darme cuenta
y para darme cuerda
preciso tiempo el necesario para
chapotear unas horas en la vida
y para investigar por qué estoy triste
y acostumbrarme a mi esqueleto antiguo

tiempo para esconderme
en el canto de un gallo
y para reaparecer
en un relincho
y para estar al día
para estar a la noche
tiempo sin recato y sin reloj

vale decir preciso
o sea necesito
digamos me hace falta
tiempo sin tiempo.

Mario Benedetti

Tiempo sin tiempo, que la vida te lo regale, ese precioso tiempo, en esa silla de parar las prisas. El tiempo alegre, el de las esperanzas inquebrantables, de la calma y la honestidad, la conciencia limpia, el buen hacer y el descanso.  Tú que has visto caer del mar todas las palabras, y las has recogido y atesorado. Tú que has sido brazo firme para una estrella doliente, siempre dispuesto a cargar el peso sin queja alguna. Tú que tienes en el pecho el espíritu niño, con todos sus finales felices. Tú has de disfrutar el tiempo sin tiempo, tú que puedes, y te lo mereces. Feliz cumpleaños, admin. Que vivas cada día de tu vida, y que yo lo vea. Se te quiere…

Arandanilla.

2
Mar
14
2014

Pulseras de colores, canciones, y demás “fulgurancias”.

Categoría: Impresiones y paisajes arandanilla 19:05
arandanilla

Quizá no tenga la más mínima idea de lo que pasa por mi mente cuando observo la pulsera que me regaló. No es más que un cúmulo de gomas de plástico mezcladas sin orden aparente. Alegremente entrelazadas. Un ornamento de tantos. Tal vez sólo el producto de una hora de aburrimiento, o una moda adolescente y breve como tantas. O algo más que eso. Una llamada, una petición, un pequeño S.O.S.  Un agradecimiento por los consejos gratuitos, el apoyo moral. La recompensa al tan repetido “tú sí que vales” aunque no apruebes,  el “a mí me importas” aunque no destaques. No quiero perder esa valía de la sonrisa que se entrega sin reparos, de las miradas por los pasillos, febriles e inconstantes. El amor que flota por el aire, fugaz y mezclado con los horarios y los apuntes. Yo fui niña una vez. Inexplicablemente, lo sigo siendo en algunos ojos tristes, en pequeñas citas copiadas en los cuadernos, colgada de las musarañas de la nostalgia. Sé que es difícil retener todo ese maremoto de emociones, se han de tornar desgastadas fotografías, releídas palabras. No sé qué luces enciende el momento presente, ni comprendo qué grandeza se esconde en todo este corazón que late detrás de cada puerta. Pero me llama, me llaman sus pequeñas manos dibujando un futuro, me llaman sus voces que no conocen el significado de un silencio,  o los ojos que fingen estar bien y aún así te lloran, te gritan, te explican. Se fijan en tu ropa, en cómo llevas el pelo, en la forma en que mueves las manos. Quizá se preguntan si eres feliz, si alguna vez te partieron el corazón, si pueden confiarte sus secretos más hondos. Me gusta contarles cosas. Hacerles ver que hay un futuro de luz bajo sus sombras. Llevarles a pensar en lo importante. Más allá de estructuras gramaticales, de listas de vocabulario, de las marcas rojas en los exámenes. Quizá no voy a ser profesional, ejemplo de excelencia, pero como comentaba Lucía…quiero creer que les estoy enseñando algo más. Nos sentimos bien estando ahí, en ese ambiente de “te enseño, y sin embargo, eres tú quien me enseña a mí”. Aprendemos cada día una lección de vida. De VIDA. Y como dijo Pedro, con la sonrisa llena del sol que siempre espera, “Maestra, yo he pensado una cosa. Que la vida hay que saber vivirla, y hay que hacer las cosas que a uno le hacen feliz”. Pedro, a mí la vida me ha plantado muchas piedras, y tenía que quitarlas todas del camino para finalmente llegar aquí, y que tú me dijeses esto. Y de repente, todas las ondas del alma, todas las maravillas que viví, las esperanzas y la lucha de quienes amo, se presentan como un ejército radiante, inmaculado. Las canciones del mundo van a darte la bienvenida. Y ahora tengo que irme, a seguir desgastando el bolígrafo, perpetuando en el recuerdo una sonrisa, acompañada de una pulsera de colores. Es viernes, ellos ya no piensan en estas tonterías que escribo. Ellos van a quemar los minutos y a disfrutar del momento, si les dejan. Harán las cosas que les hacen felices. Y es que, después de todo, tuvo razón el poeta.

“He aprendido que estar con aquello que me gusta es suficiente.” 
 Walt Whitman

5
Página 4 de 161« Primera...3456...102030...Última »
This site is protected by WP-CopyRightPro